Miércoles, 28 Junio 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
En estos últimos días del año, destacados tolimenses han sido noticia por su producción intelectual. El escritor Carlos Orlando Pardo Rodríguez recibió el premio de la Alcaldía de Ibagué por la vida y obra dedicada a la producción literaria, a la investigación histórica y como gestor cultural durante más de 50 años.

El autor de la vacuna contra la malaria, Manuel Elkin Patarroyo y, el parasitólogo Gustavo Adolfo Vallejo, este último docente de la Universidad del Tolima, entre 76 científicos, fueron proclamados investigadores eméritos de por vida, distinción hecha por Colciencias, por sus aportes científicos de alto impacto para la humanidad.

A esta lista se suma el exgobernador e integrante de la Misión de Ciencia Tecnología e Investigación (uno de los siete sabios), Eduardo Aldana Valdés quien recibió el miércoles anterior la medalla de oro que otorga la Universidad de Los Andes a sus egresados y docentes destacados.

Son emocionantes los triunfos de nuestros tolimenses en estas actividades relacionadas con la investigación científica, que los hace merecedores del reconocimiento por toda una vida dedicada al aporte desde su producción, que con certeza dignifica nuestro terruño.
El escritor tolimense Carlos Orlando Pardo cuenta con 52 libros de su autoría, de los cuales 12 son de producción literaria en los géneros de cuento y novela. Es una extensa producción a la cual se agregan sus actividades como editor y gerente de Pijao Editores con 600 títulos publicados y un tiraje aproximado a dos millones de ejemplares.

Estos nombres que motivan esta columna, se descantan por su capacidad intelectual, sencillez y modestia que los convierte en ejemplo para las nuevas generaciones en la necesidad de avanzar en conocimientos científicos y tecnológicos que nos saquen del estado actual de productores y exportadores de materias primas, con poco valor agregado, como si estuviéramos en la primera ola de la cual habló Alvin Toffler.

Nuestra fortaleza económica todavía está en la producción agrícola y poco en la producción industrial. Avanzamos tímidamente hacia lo que Toffler llamó La tercera ola, refiriéndose a los grandes avances en las Tecnologías de la información y la comunicación. Sin embargo, paulatinamente aumenta el número de computadores en todos los ámbitos y no siempre éstos están conectados a la red.
Quisiera seguir celebrando reconocimientos como estos, porque los tolimenses tenemos derecho a ser identificados por la grandeza de nuestra gente.

Finalmente, en nombre de mi esposo Luis Eduardo Chamorro Rodríguez, mis hijos Jonathan Iván y Libia María del Mar Mejía Rojas y en mi nombre, deseamos que todas las familias tengan una Navidad muy feliz, con mucho amor en su corazón y un Año Nuevo de grandes satisfacciones, que se caracterice por la lealtad, respeto y mucha unidad familiar.


Por: Indira Orfa Tatiana Rojas Oviedo.



 
 
Suministrada por: Luis Eduardo Chamorro 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas

Error: No articles to display

Error: No articles to display

Error: No articles to display