Domingo, 26 Marzo 2017

  • ARROZ DIANA.jpg

La captura se logró en la carrera segunda número 4 - 39 del barrio Villa Esperanza del municipio de Villahermosa, donde uniformados de la Policía departamental ubicaron a un hombre de 43 años quien había golpeado violentamente a su pareja sentimental, en medio de un claro caso de violencia doméstica.

Según lo informado por las autoridades, el hombre agredió física y verbalmente a su compañera de 35 años, quien según el dictamen médico presenta hematomas y contusiones en la cabeza y la espalda, al igual que laceraciones en el cuello cuando al parecer intentó asfixiarla.

Finalmente el hombre fue dejado a disposición de la Fiscalía 41 local del Líbano, acusado por el delito de violencia intrafamiliar. Por su parte, la mujer fue cobijados con una incapacidad de 15 días por las agresiones recibidas.


 

Ante el Juzgado Quinto con función de control de garantías fue presentado el detenido identificado como Jimmy Ortiz González, señalado por la Fiscalía con el delito de violencia intrafamiliar.

La Fiscalía reveló que la detención de este hombre se dio en el barrio Santa Ana luego que fueran alertados sobre un caso de riña familiar que se estaba presentando, encontrando una mujer quien manifestó que su compañero sentimental la agredió física y verbalmente por lo que al momento de ir a detenerlo, el presunto agresor la golpeó frente a los uniformados.
 
Es así como el capturado fue dejado a disposición del ente acusador donde se revelara que además había ocasionado daños a un vehículo, por lo que fue judicializado en las últimas horas.

En la audiencia se conoció entonces, que Jimmy Ortiz no aceptó los cargos imputados y nuevamente fue dejado en libertad.
 



 
Por un llamado de los habitantes del Conjunto Residencial Madaira, las autoridades se movilizaron hasta el sitio para verificar lo ocurrido, ingresando a uno de los apartamentos de la Torre 1 donde se estaría presentando una riña familiar.

Al verificar lo que ocurría, los uniformados informaron que encontraron la puerta abierta y en el interior una pareja agrediéndose verbalmente por lo que procedieron a la detención de un hombre que fuera señalado por su compañera sentimental de estar golpeándola.

La mujer en su denuncia manifestó que su esposo identificado como Cesar Mauricio Soliman González la había golpeado con el codo en su boca, aflojando uno de sus dientes, sólo porque ella no quiso entregarle su celular, por lo que tuvo que ser trasladada a un centro asistencial donde le otorgaran tres días de incapacidad.

Soliman González fue presentado ante el Juzgado Séptimo penal con función de control de garantías donde la Fiscalía le imputara el delito de violencia intrafamiliar, cargos que no aceptara, siendo dejado nuevamente en libertad. 


 
Un nuevo caso de violencia intrafamiliar se registró en el barrio Pijao hasta donde llegaron las autoridades, donde detuvieron a un hombre identificado como Alexander Gamboa Murcia, el cual fuera señalado haber agredido físicamente a su abuelo de 65 años.

De acuerdo a lo establecido por los uniformados, la detención de este sujeto se dio luego que su progenitora lo denunciara por estar atacando a los abuelos, quien en su relato asegurara que la riña familiar inició porque el abuelo de Gamboa Murcia le reclamó por estar tratando mal a la abuela, petición que lo hizo enfurecer y atacarlo a golpes.

Alexander Gamboa fue presentado ante el Juzgado Octavo con función de control de garantías donde la Fiscalía le imputara el delito de violencia intrafamiliar, cargos que no aceptó por lo que se le ordenó el desalojo de la vivienda que comparte con las víctimas. 





 
Durante labores de vigilancia por el sector del barrio San Pedro Alejandrino, las autoridades observaron una mujer quien les pidió ayuda porque estaba siendo agredida por su compañero sentimental, llegando al sitio y dando captura al presunto agresor quien se identificó como Jhon Jairo Ortiz González.

Según la denunciante, la pareja sostuvo una fuerte discusión que derivó en que el presunto agresor la atacara a puños, causándole graves lesiones en el rostro por lo que tuvo que ser trasladada a un centro asistencial, mientras que el hombre fue dejado a disposición de la Fiscalía.

Jhon Jairo Ortiz fue presentado ante el Juzgado Segundo con función de control de garantías, donde la Fiscal 64 Seccional le imputara el delito de violencia intrafamiliar, cargos que no aceptó, siendo dejado nuevamente en libertad, ordenando su desalojo inmediato de la vivienda.
 



 

Tras conocerse el video de la agresión en contra de un menor de 7 años, personal de Infancia y Adolescencia de la Policía Metropolitana de Ibagué en coordinación con una comisaría de familia, adelantaron esta madrugada un operativo en la urbanización Los Músicos sector del barrio El Salado, donde localizaron la casa que fue escenario del maltrato en contra del menor.

Según la comisaria de familia Yolanda Rojas Sánchez quien recepcionó la denuncia, el niño se encontraba en un alto estado de vulnerabilidad, teniendo en cuenta que el menor fue abandonado por sus padres cerca de cuatro años atrás, recayendo la custodia sobre el abuelo (un hombre de la tercera edad), quien normalmente no se daba por enterado del maltrato en contra del infante.

Es de resaltar que el pequeño no se encuentra estudiando, no tiene EPS, tiene síntomas de desnutrición y ni siquiera se conoce la fecha de su cumpleaños. 

Tras adelantarse la investigación por parte de las autoridades, se logró establecer que las mujeres que lo cachetearon y mordieron en el rostro, son la abuelastra y la tía, sobre quienes recae un proceso disciplinario en la comisaría del cual se enviará copias a la Fiscalía para acusarlas por el delito de violencia intrafamiliar agravada.

Por ahora el niño fue dejado bajo la custodia de una madre sustituta, para que tenga un buen trato mientras se establece que institución se hará cargo de su custodia.

Leer más: Indignación en Ibagué por terrible caso de maltrato infantil

 

Ante el Juzgado Séptimo con función de control de garantías fue presentado el detenido identificado como Jairo Alonso Londoño Ramos, señalado por la Fiscalía 24 Seccional con el delito de violencia intrafamiliar.

El ente acusador manifestó que la captura de este hombre se dio en el barrio La Esmeralda, luego que el hermano de la víctima diera aviso a las autoridades que el esposo de la mujer le estaría dando una golpiza en su casa por lo que se movilizaron al sitio y encontraron a la mujer con una herida en el rostro.

La víctima en su denuncia dio a conocer que la riña inició cuando estaba compartiendo con su compañero sentimental en el primer piso de la vivienda donde se encuentra un bar, ella le manifestó que no tomara más porque siempre que él lo hace se torna agresivo con ella, la petición desató la ira de Londoño Ramos quien le lanzó el celular en el rostro a su esposa causándole la herida.

Posteriormente, la mujer manifestó que fue hasta su casa para ponerse hielo, siendo perseguida por el presunto agresor quien tomó un cuchillo con el que la estaba intimidando por lo que la mujer le pidió ayuda a uno de sus hijos, siendo la familia quien la auxilió.

Jairo Alonso Londoño no se allanó a los cargos imputados por la Fiscalía, siendo dejado nuevamente en libertad. 




 
Las autoridades detuvieron en el barrio Calucaima un sujeto identificado como Yeison Andrés Moreno Martínez, de 25 años, consumidor, señalado de haber agredido a su hermano y haberle destruido el frente de su vivienda con piedras y palos.

Al sitio llegó la Policía quienes se entrevistaron con la víctima y quien les relató que el hecho ocurrió cuando salía a comprar un pan, encontrando a su hermano en el andén de la vivienda al parecer bajo los efectos de alucinógenos y tornándose agresivo cuando le pidió dinero, por lo que al negarle, el agresor tomó palo y piedras y los lanzó contra él y contra la casa, destruyendo los vidrios de las ventanas.

La víctima manifestó que Moreno Martínez también le había dado un cabezazo y emprendió la huida por lo que dio aviso a las autoridades e inició la persecución, deteniéndolo más adelante para entregarlo a la Policía.

Yeison Andrés Moreno fue presentado ante un Juez de garantías donde se le imputara el delito de violencia intrafamiliar, cargos que no aceptara, siendo dejado nuevamente en libertad. 




 
Hasta el CAI estadio llegó una mujer buscando ayuda de las autoridades para que su compañero sentimental fuera detenido luego que le propinara una fuerte golpiza en el sector del barrio Los Mártires, sitio hasta donde se dirigieron los uniformados.

Al llegar, encontraron Ángelo Alberto Angarita Álvarez, quien manifestó voluntariamente que había golpeado a su pareja por lo que procedieron a capturarlo, mientras que la mujer narró que el hecho ocurrió cuando ella fue a buscarlo a la casa de la mamá para pedirle una ropa y un dinero, momento en el que el hombre le pide que se queden ahí a dormir y al no aceptar, el sujeto enfureció y la agredió física y verbalmente.

La víctima manifestó además, que lleva viviendo con Angarita Álvarez desde hace 7 meses y que esta no sería la única vez que su compañero sentimental la insultaba o atacaba a golpes.

Ángelo Alberto fue presentado ante el Juzgado Octavo con función de control de garantías, donde la Fiscalía le imputara el delito de violencia intrafamiliar, cargos que no aceptara, siendo dejado nuevamente en libertad.



 
Ante el Juez Quinto con función de control de garantías fue presentado el detenido identificado como Mauro Jair Méndez López, señalado por el Fiscal 19 Local con el delito de violencia intrafamiliar agravada.

El ente acusador reveló que la captura de este hombre se dio en el barrio Los Ciruelos en plena vía pública, cuando las autoridades se encontraban realizando patrullaje por el sector observando a una pareja que estaba discutiendo, por lo que al ver que la mujer gritó, los uniformados reaccionaron de inmediato y capturaron al presunto agresor.

La víctima denunció que había llegado a la casa con su compañero sentimental con quien convive hace cuatro años, y el hombre el aparente estado de embriaguez sin mediar palabra la insultó y la atacó a golpes, con puños y patadas causándole graves heridas en la cabeza y otras partes del cuerpo, siendo trasladada a un centro asistencial.

Mauro Jair Méndez no se allanó a los cargos imputados por la Fiscalía, siendo dejado nuevamente en libertad. 



 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas

Error: No articles to display

Error: No articles to display

Error: No articles to display