Domingo, 25 Junio 2017

  • ARROZ DIANA.jpg

La situación fue reportada a la Policía en horas de la madrugada, cuando algunos ciudadanos observaron las puertas del establecimiento comercial abiertas, luego de haber sido violentadas las cerraduras al parecer con una segueta.

Al hacer la verificación el personal de la Policía y el CTI que asumieron la investigación, pudieron establecer que los asaltantes lograron abrir una caja fuerte sin tener que forzar las cerraduras, sacando de su interior la suma de 30 millones de pesos que habían sido guardados producto de la actividad comercial de los últimos días.

Es así que en este momento se adelantan las investigaciones realizando la verificación de las cámaras de seguridad, para tratar de identificar a los responsables de este caso que se convirtió en el más reciente hurto millonario a establecimientos comerciales de esta capital.


 

Sobre las 4:30 de la mañana personal de la Policía Metropolitana de Ibagué fue alertada por el hurto que al parecer se registró en una sede de la empresa de envíos 4/72, la cual se encuentra ubicada sobre la carrera Quinta con calle 20 zona céntrica de la ciudad.

Al llegar las autoridades se pudo establecer que los amigos de lo ajeno rompieron las cadenas y candados del negocio, utilizando una segueta para violentar estos elementos. De este modo, los uniformados de la Policía encontraron las puertas abiertas y procedieron a acordonar el lugar para iniciar la investigación.

Es así que a esta hora se adelantan las pesquisas para establecer plenamente a cuanto asciende el monto de lo hurtado.


Noticia en Desarrollo...

El caso se conoció en horas de la mañana en las instalaciones de la Alcaldía de la despensa agrícola de Colombia, donde los amigos de lo ajeno al parecer ingresaron aprovechando las escasas medidas de seguridad con las que cuenta el edificio, toda vez que son unas cadenas y un par de candados los que impiden el acceso al edificio.

De acuerdo a lo conocido desde esta población, el hecho delincuencial se conoció en horas de la mañana de este Lunes, cuando los funcionarios ingresaron a las diferentes dependencias, encontrando todo desordenado.

Al hacer la verificación se reportó la desaparición de varios computadores con valiosa información y al parecer otros artículos de valor que permanecían en las oficinas.

Es de resaltar que durante los últimos días se presentó el atraco a un lavadero de carros y a una institución educativa, situaciones que tienen muy preocupada a la comunidad cajamarcuna.



 

El caso se registró en las instalaciones del Taller de Joyería González ubicado sobre la calle 13 entre carreras tercera y cuarta, donde las autoridades investigan un millonario caso de hurto mediante la modalidad de raponazo.

Según la información conocida por esta redacción, da cuenta que el delincuente observó cuando pusieron el paño con costosas joyas sobre el mostrador, ingresando rápidamente hasta el local donde logró acceder a la mercancía en oro avaluada en cerca de 25 millones de pesos. 

Tras ejecutar el hurto el delincuente emprendió la huida corriendo por varios metros hasta montarse en una motocicleta que lo estaba esperando para emprender la huída a toda velocidad.

Es de resaltar que la comunidad intentó intervenir pero los sujetos emprendieron la huida con la placa de la moto tapada. 

Es así que personal de la Policía llegó hasta este sector para tomar la denuncia e iniciar la investigación que permita identificar y capturar a los asaltantes.




 

El caso tuvo lugar en las últimas horas sobre la vía que del Parque Deportivo conduce hacia las instalaciones del aeropuerto de la ciudad de Ibagué, donde dos jóvenes universitarios fueron interceptados por un par de sujetos quienes intentaron atracarlos mediante la intimidación con objetos corto punzantes.

Fue así que en medio del hurto las dos víctimas identificados como Luis Felipe Martínez y Julián Alexander Castro Peláez,  fueron agredidos a puñal ocasionándoles delicadas que heridas en la zona toráxica.

Información oficial señala que  producto de la agresión falleció el joven estudiante del Sena Julián Alexander, quien recibió una mortal puñalada que perforó el lado derecho de su corazón, ocasionando su deceso en las instalaciones de la clínica Nuestra.

Por su parte, Luis Felipe Martínez sufrió perforación de un pulmón dejándolo en la unidad de cuidados intensivos del mismo centro asistencial, donde luchan por salvarle la vida.

Esta redacción conoció que en la reacción de las autoridades fue capturado un ciudadano, quien al parecer fue uno de los causantes de la agresión contra los universitarios. De este modo el capturado identificado como Brayan Humberto Quintero Sedano, fue dejado a disposición de la Fiscalía para que se adelante la judicialización en su contra.

 Detalles inéditos:

A través de una entrevista concedida a este medio de comunicación, la señora Patricia Velandia madre de Luis Felipe Martínez, entregó detalles no conocidos de la situación lamentable que dejó a un joven muerto y otro herido.

De acuerdo a la mujer, los dos jóvenes afectados se encontraban con un grupo de amigos en un amanecedero, cuando decidieron terminar su noche de rumba y marcharse del lugar. Ante la ausencia de taxis, los jóvenes decidieron caminar hacia la Pedro Tafur para conseguir transporte. Sin embargo, en medio del recorrido pasó por su lado una 'Chiva' a la cual se subieron sin permiso, siendo obligados a descender.

Primero lo hizo Julián Alexander y cerca de una cuadra después Juan Felipe Martínez. Cuando el último muchacho se bajó, fue abordado por cuatro sujetos con cuchillo quienes lo golpearon y despojaron de su equipo celular (Samsung Galaxy) y luego se marcharon.

Fue así que Luis Felipe se devolvió hasta encontrarse con sus amigos, a quienes les contó lo ocurrido. De este modo los jóvenes que se encontraban alicorados decidieron seguir a los ladrones, quienes al ser increpados sacaron sus armas blancas y apuñalaron a Julián Alexander Castro en el corazón y a Luis Felipe en el pecho causándole la perforación de un pulmón.

Por ahora se ha conocido que las exequias del joven asesinado se iniciarán el día de hoy, mientras Luis Felipe continúa muy delicado en las instalaciones de la clínica Nuestra.


Leer También: Asesinado joven contador y herido su amigo en zona de amanecederos





 

El caso se registró anoche en la carrera 4B número 35 - 33 donde funciona la IPS Esimet, lugar hasta el cual llegó un sujeto armado y luego de intimidar al personal que a esa hora se encontraba laborando procedió a llevarse múltiples objetos de valor.

Según lo conocido de forma extra oficial, el delincuente llegó exigiendo el dinero del producido pero al no encontrarlo, procedió a empacar un computador portátil, un televisor y algunos otros objetos.

Cabe resaltar que luego del hurto hicieron presencia varias patrullas de la Policía Metropolitana quienes iniciaron la investigación, con el objetivo de identificar a los responsables del hecho delincuencial.



 

El caso se presentó en las últimas horas en el barrio El Paraíso del municipio de Ortega, donde los residentes de cuatro viviendas de la misma cuadra fueron visitados por los delincuentes que ingresaron a los domicilios y se hurtaron todo tipo de elementos de valor.

Según la denuncia realizada por una de las víctimas, da cuenta que al alertar a la Policía y realizar el rastreo en el sector, los uniformados encontraron bolsos, billeteras y documentos arrojados en lotes cercanos. 

Fue así que al tomar la denuncia de las víctimas, los ciudadanos pudieron establecer que les faltaban celulares, computadores, electrodomésticos, joyas y dinero en efectivo.

Lo sorpresivo del caso es que ni los vecinos ni las víctimas se percataron del hecho, el cual fue ejecutado en la madrugada para aprovechar la soledad de este popular barrio.




 

El caso se registró en horas de la madrugada de este miércoles, en un establecimiento comercial ubicado en la periferia del municipio de Cajamarca, donde los amigos de lo ajeno aprovecharon para ingresar al lugar por la parte trasera y hurtar costosos elementos utilizados para lavar vehículos de carga pesada.

Según el reporte de las autoridades, la situación se dio a conocer cuando los propietarios del lugar llegaron para iniciar su jornada, percatándose del hurto del que habían sido víctimas. Al verificar el lugar, se pudo establecer que se habían llevado hidrolavadoras, compresores y algunos otros artículos avaluados en más de 6 millones de pesos.

Finalmente personal de la Sijin se desplazó hasta el establecimiento, donde recepcionaron la denuncia e iniciaron la investigación que permita recuperar los elementos y dar con la captura de los responsables.



 

Teniendo en cuenta algunas denuncias recibidas por el grupo Gaula de la Policía Metropolitana de Ibagué y la administración municipal, se desarrolló en las últimas horas una jornada preventiva en las calles del barrio Las Delicias, donde se sostuvo una comunicación directa con algunos conductores de buseta, para entregarles herramientas que les permitan reaccionar cuando sean víctima de extorsiones.

Es así que a través de la campaña 'Yo no pago, Yo denuncio', las autoridades recomendaron a los conductores informar a la línea 165 del Gaula cualquier situación, que permita reaccionar y desarticular las bandas delincuenciales dedicadas a la extorsión.

Es de resaltar que según lo informado por el Coronel Jorge Morales Villamizar comandante de la Metib, en este sector se le estaba cobrando diferentes sumas de dinero a los conductores, a cambio de no dañarles los vehículos cada vez que tengan que cubrir las rutas que pasan por ese sector.

Finalmente el Alcalde de los ibaguereños Guillermo Alfonso Jaramillo, también habló con los profesionales del volante respaldando la iniciativa anti extorsión de la Policía Nacional.



 

Se trata de una operación adelantada por integrantes del grupo antiextorsión y antisecuestro de la Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía, quienes lograron la captura de tres ciudadanos que tenían atemorizados a varios ciudadanos exigiéndoles grandes sumas de dinero, a cambio de no atentar contra su integridad o la de sus familiares.

Según la información oficial, las autoridades venían trabajando en este operativo desde varias semanas atrás, logrando reunir el suficiente material probatorio para obtener las órdenes de captura que se hicieron efectivas, en contra de alias Barbas, Pelos y Yorman, quienes fueron ubicados en el casco urbano Chaparral y el corregimiento del Limón.

Es de resaltar que estos delincuentes se hacían pasar como integrantes de la compañía Manuelita Sáenz de las Farc, con el objetivo de infundir temor entre sus víctimas a quienes exigían sumas que iban desde los 2 millones hasta los 300 millones de pesos.

Es de resaltar que los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía, para que se adelante su judicialización por los delitos de concierto para delinquir y extorsión.



 

  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas

Error: No articles to display

Error: No articles to display

Error: No articles to display