Lunes, 27 Marzo 2017

  • ARROZ DIANA.jpg

En un hecho delincuencial que ese investigado a esta hora por funcionarios de la Sijín y el CTI de la Fiscalía, delincuentes se llevaron la nada despreciable suma de 30 millones de pesos, luego que al parecer un asaltante se acercara hasta la taquilla y le arrebatara varios fajos al cajero que estaba de turno.

Al tener el dinero los dos asaltantes salieron corriendo de la sede de Banco Bogotá ubicada en la 44 con carrera 5 y se montaron en una motocicleta Biwis color negra, la cual habían parqueado justo al frente de la entidad bancaria. Es de resaltar que según algunos testigos del hurto, los avezados delincuentes no utilizaron ningún tipo de arma para ejecutar el millonario caso de taquillazo.

Pese a que algunos ciudadanos entregaron la descripción física de los sujetos y la placa de la motocicleta (EXZ-72B), las autoridades no pudieron ubicarlos mediante el dispositivo de plan candado que se montó en las vías aledañas.

Por ahora se realiza el rastreo de las cámaras de seguridad, con el objetivo de hacer seguimiento a la ruta de escape de lo asaltantes y lograr su captura.




 

Los detenidos identificados como Miguel Mauricio Fernández y Leonardo Rodríguez fueron presentados ante el Juzgado Segundo Penal Municipal con función de control de garantías, donde se dio a conocer por parte de la Fiscalía que debían responder por el delito de violencia contra servidor público.

Según el informe de Policía, los dos hombres se movilizaban en una motocicleta siendo requeridos en un puesto de control para verificar la documentación de los mismos, haciendo caso omiso al mismo, huyendo del sitio por lo que se inició la persecución logrando alcanzarlos metros más adelanta donde habrían perdido el control cayendo sobre la vía.

Al parecer en el sitio los hombres sostuvieron una fuerte discusión con los uniformados por un comparendo que se les fuera a imponer por no llevar la licencia de conducción, situación que derivó en la detención de Miguel Mauricio y Leonardo y de igual forma la incautación del vehículo motorizado.

Durante la diligencia se conoció que los capturados no aceptaron los cargos, siendo dejados nuevamente en libertad. 



 
En la tarde de este martes se presentó un accidente que dejó una persona muerta y otra herida.
 
El hecho ocurrió sobre las seis de la tarde en la zona de Ramal Norte en esta doble calzada entre un taxi de servicio público TGU-905 que  figuraba con pico y placa.
 
Se pudo establecer que la persona herida responde al nombre de Diego Rojas quien iba como parrillero de la moto y fue trasladado a la clínica los Ocobos de la capital tolimense.
 
La motocicleta de placas NDY-38A impactó por la parte trasera al amarillito lo que produjo la muerte instantánea de quién conducía la moto identificado como Darío Vargas Morales.




 

El caso se registró en la carrera Quinta de nomenclatura 24 - 29 en el establecimiento de razón social 'Compraventa Juanchito Motos', donde la noche anterior delincuentes perpetraron un millonario caso de hurto mediante la utilización de armas de fuego para intimidar a los empleados del lugar.

Según lo manifestado por parte de las autoridades, da cuenta que los dos asaltantes llegaron a bordo de una motocicleta RX-115 y luego de encañonar a sus víctimas procedieron a llevarse la suma de ocho millones de pesos en efectivo.

Personal del CTI de la Fiscalía llegó hasta el lugar coordinado con los integrantes del cuadrante número 2 adscritos al CAI Guabinal, quienes se encargaron de realizar los actos urgentes e iniciar la investigación para tratar de identificar a los responsables del hurto.




 

El caso se registró en la supermanzana 5 manzana 3 casa 11 del barrio Nueva Castilla, donde fue asesinado el señor Jairo Edison Suárez Bonilla de 36 años de edad, quien recibió un impacto de arma de fuego a la altura de la cabeza y otro en el pecho, los cuales le causaron la muerte instantáneamente.

Según lo conocido por esta redacción, el sicario llegó hasta la residencia y al observar la puerta cerrada procedió a golpear, y cuando su víctima le abrió le disparó a quemarropa sin mediar palabra. Mientras el señor Jairo caía al interior de su casa, el pistolero emprendió la huida a pie y luego en una motocicleta que tenía parqueada  a varios metros.

Al sitio llegaron integrantes del CTI de la Fiscalía quienes se encargaron de realizar el levantamiento del cadáver e iniciar la investigación que permita conocer los móviles y autores de este lamentable caso.

Cabe anotar que el ciudadano asesinado era hijo de 'Chayanne', un conocido conductor de buseta de la capital tolimense.



 

El caso fue protagonizado por el patrullero de la Policía Metropolitana de Ibagué, Gener Guillermo Grijalba Escobar de 24 años, quien sufrió un aparatoso accidente de tránsito sobre la carrera Octava con calle 121 inmediaciones del barrio Santa Ana, donde fue recogido por paramédicos que lo llevaron hasta el hospital Federico Lleras Acosta sede Limonar.

Según la información suministrada por las autoridades, el joven uniformado se movilizaba en una motocicleta Suzuki de la institución de placas QQZ-78B, cuando perdió el control del vehículo al tratar de esquivar un hueco, de tal modo que terminó estrellándose contra un poste.

Es de resaltar que el patrullero quien se dirigía a formar en la estación de la Policía del Salado, sufrió un trauma cráneo encefálico severo el cual derivó en su fallecimiento cuando era atendido en el principal centro asistencial del departamento del Tolima.

Por ahora se espera que las exequias se realicen en medio de un masivo acompañamiento y honores de la Policía.



 

El accidente se registró en el cruce que de Alvarado permite dirigirse a Doima, donde las autoridades de tránsito en coordinación con paramédicos de la ciudad de Ibagué, atendieron un accidente de tránsito donde tres personas resultaron heridas.

De acuerdo a la información suministrada a esta redacción, da cuenta que en el accidente resultaron involucrados los ocupantes de una motocicleta de placa CJM-47C y un automóvil Chevrolet de placas JFW-542.

Mientras los heridos eran evacuados a centros asistenciales de la capital tolimense, las autoridades de tránsito se encargaron de realizar el croquis del accidente, con el objetivo de aportarlo a la investigación.





 

El caso se registró la noche anterior sobre la avenida Ambalá, donde un joven de 25 años se desplazaba en una motocicleta DT sin luces, cuando fue solicitado en un puesto de control de la Policía ubicado en inmediaciones del barrio La Gaviota.

Información suministrada por los familiares, da cuenta que el joven al parecer se asustó e hizo caso omiso a la señal de las autoridades, iniciándose una persecución Policial que terminó cuando un uniformado desenfundó su pistola de dotación y le disparó en repetidas ocasiones, impactándolo en dos oportunidades a la altura de la mano derecha.

Fue así que alcanzaron al motociclista a quien tumbaron de la moto y procedieron a detenerlo y llevarlo esposado hasta las instalaciones del CAI del barrio Salado, donde al parecer un uniformado de forma irresponsable tomó un alicate y le sacó uno de los proyectiles que tenía alojado en la mano.

Es de resaltar que luego de un par de horas el joven identificado como Jhon Freddy Ospina Guzmán fue llevado hasta la USI del barrio Jordán donde no lo atendieron, requiriendo que lo llevaran hasta las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta sede Limonar, donde a esta hora permanece recluido.

Según lo denunciado por la familia del joven, en medio del procedimiento se perdió un canguro donde el motociclista llevaba el dinero de una liquidación y los documentos de la motocicleta.

Por ahora se anuncian acciones legales en contra de los uniformados que participaron en medio del procedimiento.




 

El caso se registró mediante la instalación de un puesto de control en las calles del barrio Eduardo Santos, donde personal de la Policía Metropolitana de Ibagué le realizó la señal de pare a los ocupantes de una motocicleta, quienes hicieron caso omiso a la solicitud y continuaron con su marcha a toda velocidad.

De inmediato varias patrullas motorizadas iniciaron una persecución que terminó cuadras adelante, luego que los policiales ubicarán la motocicleta abandonada sobre una calle y junto a esta un maletín donde había un arma de fuego tipo revolver calibre 38 y un celular marca Alcatel.

Teniendo estos elementos que quedaron en cadena de custodia, personal la Policía judicial Sijin inició las indagaciones para identificar a los ciudadanos que huyeron de la Policía y que luego de la persecución se escabulleron a pie.





 

El lamentable hecho de sangre se registró en la vereda Guacimal del municipio de Espinal, donde dos hombres en motocicleta utilizando cascos cerrados dispararon indiscriminadamente en contra de dos ciudadanos y luego emprendieron la huida.

Producto de la agresión falleció el señor Alcides Barrios Rojas y resultó herido el señor Luis Alfonso Carvajal Tapiero, quien fue remitido a un centro asistencial donde a esta hora se recupera satisfactoriamente.

Según lo manifestado por los familiares de las víctimas, los pistoleros emprendieron la huida en una motocicleta XTZ color negra. Así mismo le informaron a las autoridades que la persona asesinada y el herido no presentaban amenazas en su contra.

Por ahora la Policía adelanta la investigación para tratar de identificar a los autores del homicidio.



 


 

  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas

Error: No articles to display

Error: No articles to display

Error: No articles to display