Domingo, 25 Junio 2017

  • ARROZ DIANA.jpg

El caso se registró en las últimas horas en las instalaciones del cementerio San Bonifacio de Ibagué, donde personal de vigilancia del campo santo se percató de la presencia de dos jóvenes mujeres quienes llegaron a bordo una motocicleta, la cual estacionaron cerca a una tumba donde se sentaron inicialmente a dialogar.

Pasados varios minutos las dos jóvenes entraron en confianza y comenzaron a armar el porro, el cual encendieron tranquilamente mientras otros ciudadanos visitaban las tumbas de sus seres queridos, siendo incomodados por el fuerte olor.

Ante el malestar de algunas personas, los vigilantes se comunicaron con el cuadrante de la Policía, que llegó rápidamente y sorprendieron a las mujeres quienes se rehusaban a apagar el cigarrillo. De este modo, las dos jóvenes empezaron a tornarse violentas, de tal manera que los uniformados tuvieron que detener a una de ellas, quien vestía el traje de enfermera del lugar donde labora.

Finalmente la profesional de la salud fue obligada a subir a la Panel de la Policía, en la cual la retiraron del lugar. Por su parte, la otra joven se montó en la motocicleta y se fue detrás de la patrulla.



 

El caso se registró a tempranas horas de la mañana de este miércoles 15 de Febrero, en las instalaciones de un establecimiento comercial ubicado sobre la carrera 4 Tamaná de nomenclatura 22-45 del barrio el Carmen de Ibagué, lugar al cual llegaron varios sujetos con el objetivo de realizar un atraco, encañonando a dos mujeres (madre e hija) que se encontraban en el lugar.

Información extra oficial señala que en medio del asalto hubo un presunto forcejeo, en el cual uno de los delincuentes accionó su arma de fuego impactando a las dos mujeres, quienes resultaron heridas en diferentes partes del cuerpo.

Esta redacción conoció que en el hecho delincuencial resultaron afectadas la señora Martha Lucía Castaño Gutiérrez de 55 años, quien recibió impactos en el muslo izquierdo y el antebrazo derecho. Así mismo, resultó herida Edibeth Johana Taborda Castaño, quien recibió impactos en la ingle y el brazo izquierdo.

Luego que los delincuentes emprendieron la huida, las dos mujeres fueron evacuadas hasta las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta y la clínica Nuestra, donde a esta hora reciben atención profesional.

Por su parte, las autoridades metropolitanas adelantan la investigación para tratar de establecer plenamente lo ocurrido y localizar a los responsables del hecho.



 

El caso se registró a las afueras del establecimiento comercial denominado 'Las Azafatas', donde dos mujeres que venían presentado algunos problemas terminaron agrediéndose mutuamente, hasta que una esgrimió un arma blanca y apuñaló en tres oportunidades a su contrincante.

Según el reporte entregado por las autoridades, la agresora identificada como Angélica Maricela Montalvo emprendió la huida pero fue alcanzada por otras mujeres, quienes la golpearon hasta que llegó el cuadrante de la Policía y logró su captura. Por su parte, la víctima identificada como Paula Andrea Ramírez tuvo que ser llevada de emergencia hasta las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta sede Limonar, donde recibió atención prioritaria por las puñaladas que había recibido en los brazos y en el pecho.

Es de anotar que la agresora fue puesta bajo órdenes de la Fiscalía, para adelantar el proceso de judicialización en su contra, acusada por el delito de lesiones personales.



 

Se trata de la señora Clara Inés Segura y Paula Martínez quienes sufrieron accidentes en la parte alta del Cañón del Combeima, en situaciones aisladas mientras disfrutaban de un paseo conociendo este sector turístico de la ciudad de Ibagué.

El primer caso protagonizado por la señora Clara Inés, tuvo lugar cerca al sitio conocido como el Rancho donde sufrió una caída de más de dos metros, la cual derivó en una fractura a nivel de una de sus extremidades inferiores, siendo auxiliado por integrantes de la Defensa Civil.

El segundo caso fue atendido por algunos montañistas quienes bajaron a Paula Martínez, desde un lugar ubicado a tres horas del lugar donde se encontraban los organismos de socorro, luego que la joven sufriera un posible esguince de tobillo.

Finalmente, las dos mujeres afectadas fueron evacuadas en ambulancia hacia centros asistenciales de la ciudad de Ibagué, donde recibieron atención profesional.




 

El intolerante episodio se registró esta madrugada a las afueras de un establecimiento comercial ubicado sobre la avenida Mirolindo, donde un grupo de varias mujeres decidió arreglar sus diferencias utilizando la violencia.

De este modo, en medio de la reyerta una de las involucradas reventó una botella y se abalanzó contra Disyeni Quintero de 29 años, natural de Venezuela, quien sufrió dos profundos cortes en el costado de su cuerpo, que por poco atraviesan su pared abdominal.

De inmediato la mujer gravemente herida fue trasladada hasta las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta, donde fue atendida de emergencia. 

La situación fue de conocimiento de la Policía Metropolitana, quienes iniciaron las labores de vecindario para poder conocer detalles del caso y ubicar a las responsables.

El caso se registró en la vía que del municipio de Alvarado conduce a la vereda Veracruz, donde dos mujeres que viajaban a gran velocidad a bordo de una motocicleta señoritera, se estrellaron fuertemente contra una vaca que salió a la vía sin darles tiempo de frenar.

En medio del accidente resultaron heridas Irma Garzón Bustos de 52 años, quien sufrió un trauma craneoencefálico moderado y Jennifer Garzón Guzmán de 24, quien sufrió múltiples contusiones.

Al ser auxiliadas por la comunidad, las dos afectadas fueron llevadas al hospital de Alvarado y de allí remitidas a Ibagué para recibir atención  especializada y descartar lesiones internas de consideración.


 

Gracias a la información oportuna suministrada por la comunidad y la rápida acción de la Policía, se logró la captura en flagrancia de una mujer de 22 años de edad en la vereda Chenche Buenos Aires del municipio de Coyaima, luego de agredir a otra mujer.

 

Los hechos se presentan por motivos pasionales, donde la capturada identificada como Yuli Liliana Montaña impactó con un arma de fuego tipo revolver a otra señora de 44 años de edad, quien presentó una herida con orificio de entrada en el abdomen y de salida en la región lumbar, siendo remitida de emergencia al hospital San Roque de Coyaima.

 

De inmediato, los uniformados procedieron a realizar la identificación y ubicación de la mujer causante de la agresión, a quien se le encontró el arma de fuego con la que hirió a la otra mujer.

 

La joven capturada y arma de fuego fueron dejadas a disposición de la Fiscalía 39 local de Coyaima, acusada por los delitos de tentativa de homicidio y porte ilegal de armas.

 

Según lo manifestado por la comunidad, las mujeres presentaban problemas de tipo pasional desde hace un tiempo, siendo la mujer lesionada la esposa del hombre motivo de la violenta situación. 

El primero de los casos involucró a Charol Melissa Girón de 20 años de edad, quien igirió gran cantidad de medicamentos luego de sostener un episodio de depresión al interior de su vivienda en el barrio Alaska de Ibagué, siendo llevada hasta las urgencias del hospital San Francisco. 

 

El segundo caso también se reportó en las instalaciones de ese centro asistencial, a donde fue llevada la joven Camila Andrea Cruz, quien se cortó las muñecas y otras partes de su cuerpo,  con el objetivo de acabar con su vida. 

 

En los dos casos, las jóvenes fueron remitidas al área de psiquiatría para recibir asesoría profesional por sus problemas.

 

Se trata de Nancy Lorena Patarroyo, Liz Katherine Patarroyo y Andrea Patricia Castillo, quienes fueron capturadas por uniformados adscritos al Gaula de la Policía Nacional, luego que se iniciara una investigación en su contra por el delito de extorsión.

 

Según la investigación, estas mujeres hacían parte de un banda delincuencial denominada 'Los del patio 6' que operaba desde las instalaciones de la cárcel de Picaleña.

 

De acuerdo con la investigación, las mujeres eran las encargadas de cobrar las extorsiones que realizaban sus compinches desde el centro penitenciario.

 

Es de resaltar que personal del Gaula Tolima se desplazó hasta la capital del país, donde residían las mujeres que fueron capturadas.

 

El jefe negociador del Gobierno en los acuerdos de La Habana, Humberto de la Calle Lombana, celebró el nuevo avance en las negociaciones de paz con el grupo guerrillero de las Farc, en el cual se destaca la importancia del enfoque de género, en el tema no solo se hablará de la participación y espacios para las mujeres sino también para la comunidad LGTB.

 
De la Calle afirmó que las mujeres han sido grandes gestoras de paz en medio de la guerra, que han servido como núcleo para la reconciliación por lo que deben ser reconocidos sus espacios de participación en el proceso de posconflicto.

 
Además agregó que la comunidad LGTBI, por su parte ha alcanzado un nivel de reconocimiento muy importante en la ciudadanía y han logrado avances significativos en el goce efectivo de sus derechos.

 
Finalmente, Humberto de la Calle cerró su intervención  destacando la importancia de las mujeres en el proceso de negociación pero sobre todo en la construcción de reconciliación nacional.
 

 







Fuente: elespectador.com

 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas

Error: No articles to display

Error: No articles to display

Error: No articles to display