Domingo, 25 Junio 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
Angie Cañas

Angie Cañas

Comunicadora Social – Periodista con énfasis en Comunicación para el Desarrollo de la Universidad del Tolima.
Por un llamado de los habitantes del Conjunto Residencial Madaira, las autoridades se movilizaron hasta el sitio para verificar lo ocurrido, ingresando a uno de los apartamentos de la Torre 1 donde se estaría presentando una riña familiar.

Al verificar lo que ocurría, los uniformados informaron que encontraron la puerta abierta y en el interior una pareja agrediéndose verbalmente por lo que procedieron a la detención de un hombre que fuera señalado por su compañera sentimental de estar golpeándola.

La mujer en su denuncia manifestó que su esposo identificado como Cesar Mauricio Soliman González la había golpeado con el codo en su boca, aflojando uno de sus dientes, sólo porque ella no quiso entregarle su celular, por lo que tuvo que ser trasladada a un centro asistencial donde le otorgaran tres días de incapacidad.

Soliman González fue presentado ante el Juzgado Séptimo penal con función de control de garantías donde la Fiscalía le imputara el delito de violencia intrafamiliar, cargos que no aceptara, siendo dejado nuevamente en libertad. 


 
Funcionarios de la Policía Judicial Sijin METIB de la Unidad Contra atracos lograron la detención en el barrio Los Mártires de un hombre identificado como Ever Mauricio Sierra Granada, de 30 años, conocido con el alias de “AKT”, quien tenía en su contra una orden judicial la cual fue expedida por parte del Juzgado Sexto de Garantías el 13 de diciembre del 2016.

El detenido fue presentado ante un Juez con función de control de garantías, donde la Fiscalía 49 Local diera a conocer que venía siendo investigado por hechos ocurridos el 31 de mayo del año anterior frente a la Escuela Normal Superior de Ibagué, donde resultara como víctima el progenitor de una de las alumnas de la institución.

La víctima en su denuncia indicó que parqueó su camioneta frente al colegio para esperar a su hija, cuando fue abordado por un sujeto que lo intimidó con un arma de fuego para despojarlo de una cadena de oro, una pulsera de oro, 2 millones de pesos en efectivo y otros elementos los cuales valoró en su totalidad en 19 millones de pesos, momento en el que alias “AKT” se asustó y le disparó en uno de sus brazos, huyendo del sitio en una motocicleta.

El ente acusador reveló además que la víctima fue trasladada a un centro asistencial donde le otorgaran 45 días de incapacidad debido a la gravedad de las lesiones que recibió.

Por su parte, Ever Mauricio Sierra fue señalado por la Fiscalía con los delitos de fabricación, tráfico o porte ilegal de armas de fuego, hurto calificado y agravado y homicidio agravado en la modalidad de tentativa, donde además se revelara que tenía antecedentes en su contra por los mismos delitos, por lo que fue enviado a la cárcel de Picaleña. 


 
Por solicitud de la Fiscalía Gaula, un juez con función de control de garantías de Ibagué (Tolima) dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Edwar Cangrejo Devia, por su presunta responsabilidad en siete extorsiones agravadas, 6 tentadas y una consumada; terrorismo, porte ilegal de armas, concierto para delinquir agravado con fines de extorsión.

Mediante labores investigativas se estableció que el hoy asegurado presuntamente exigió dinero a propietarios de fincas, comerciantes y conductores en los municipios tolimenses de Rioblanco, Roncesvalles y Chaparral a cambio de no atentar contra sus vidas ni las de sus familias.

Al parecer el hombre venía extorsionando desde el año 2016 hasta la fecha a las víctimas, exigiéndoles cancelar sumas de dinero por cada hectárea adquirida, por cada res, o para transitar y comercializar los animales. Una de las víctimas, a quien le exigió 70 millones de pesos y no cedió a su petición, sufrió dos atentados, además de golpear con puños y patadas a su sobrino y suegra, para amedrentarlos.


El pasado martes 21 de febrero fue capturado por estos mismos hechos Ismael Cangrejo Devia, actualmente recluido con medida de aseguramiento en el Coiba de Picaleña de Ibagué.




 
Durante operativos adelantados en la ciudad, las autoridades lograron la detención de un hombre identificado como Diego Alejandro Jiménez Díaz, a quien se le realizó un registro y verificaron su documentación, encontrando que debía estar cumpliendo una prisión domiciliaria.

Según el reporte de las autoridades, la captura de este sujeto se dio en la Carrera Octava con Calle 145, quien fuera dejado a disposición de la Fiscalía para ser plenamente identificado, donde se estableciera que el beneficio de medida de aseguramiento debía estar cumpliéndolo en una vivienda del barrio Villa Clara – Salado, por investigaciones en su contra por el delito de hurto agravado. 

En la audiencia realizada ante un Juez con función de control de garantías, Diego Alejandro Jiménez fue señalado con el delito de fuga de presos, cargos que no aceptó, siendo dejado nuevamente en libertad. 













 
Ante un Juez con función de control de garantías fue presentado el detenido identificado como Guillermo Alfonso Ochoa Palencia, señalado por el Fiscal 21 Seccional con el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Según el ente acusador, la detención de este sujeto se dio en el barrio Ciudadela Simón Bolívar segunda etapa, más específicamente en la Carrera Primera sur con Calle 96, donde fuera abordado por las autoridades quienes le solicitaron un registro, encontrando en su poder un elemento el cual contenía varias papeletas con sustancia alucinógena.

El elemento que fue dejado a disposición de la Fiscalía fue analizado y se pudo determinar que se trataba de 119 papeletas de marihuana, arrojando un peso neto de 448 gramos de cannabis y sus derivados y 8 papeletas de coca, las cuales arrojaron un peso de 135 gramos de cocaína y sus derivados.

Guillermo Alfonso Ochoa no se allanó a los cargos imputados por la Fiscalía, siendo dejado nuevamente en libertad por decisión del Juez de turno. 




 
El diario eltiempo.com reveló la mañana de este 27 de febrero que la defensa del exministro Alberto Santofimio Botero, quien fue condenado por el crimen del candidato a la presidencia Luis Carlos Galán, radicó en las últimas horas la solicitud ante un Juzgado de ejecución de penas para que se le otorgue la prisión domiciliaria.

Es de recordar según lo indica el portal web, que Santofimio se encuentra purgando una pena de 24 años en la cárcel La Picota, luego que fuera capturado en el año 2005, llevando así cumplidos 12 años privado de su libertad, logrando obtener una rebaja en la pena por estudios y trabajo que ha realizado al interior del centro carcelario.

El exministro y excongresista Alberto Santofimio fue el primer político que condenaran como autor intelectual del asesinato de Galán Sarmiento, caso que ocurrió el 17 de agosto en 1989, en Soacha (Cundinamarca), para que luego se le impusiera la condena en el 2007 por parte de un juez especializado y que fuera confirmada por la Corte Suprema de Justicia en el 2011.

Sobre la decisión del alto tribunal, se pudo determinar que lo que ocurrió fue un caso entre dirigentes políticos y la mafia quienes estaban en oposición a la extradición, por lo que muchos testigos confirmaron que el exministro tenía claras intenciones para atentar contra Galán.

Se espera entonces conocer la decisión por parte del Juzgado de ejecución de penas si decide concederle a Santofimio la prisión domiciliaria o deberá continuar recluido en la cárcel La Picota cumpliendo la condena que se le impuso.

 

Fuente: eltiempo.com



 
Ante el Juzgado Octavo con función de control de garantías se encuentra a esta hora siendo presentado el detenido identificado como Brayan Humberto Quintero Cedano, quien fuera señalado por parte de la Fiscalía 16 Seccional de ser el presunto responsable del homicidio de un joven quien en vida respondiera al nombre de Julián Alexander Castro Peláez, y de dejar gravemente herido a Luis Felipe Martínez Velandia.

Según la Fiscalía, el hecho que se le enrostra al capturado ocurrió a las 4:20 de la madrugada de este domingo 26 de febrero en el sector de la Glorieta Mirolindo, donde las autoridades fuera informadas por varios taxistas sobre una violenta riña que se estaba registrando, llegando hasta allí y encontrando a los lesionados a quienes lograron trasladar hasta la Clínica Nuestra.

De acuerdo a las entrevistas realizadas a los amigos de los agredidos, estos manifestaron que sobre las 4:00 am salieron de un amanecedero ubicado en la vía al aeropuerto luego que fueran informados sobre el cierre del mismo por solicitud de la Policía, por lo que se dirigieron hasta la avenida para tomar un taxi, al no poder obtener uno, los dos lesionados se acercaron a una chiva que se encontraba parqueada, se subieron y allí el hoy occiso Julián Alexander se cayó debido a que estaba muy llena.

Más adelante, aseguran los testigos que se bajó Luis Felipe donde fuera abordado por cuatro sujetos quienes lo intimidaron y le hurtaron su celular, momento en el que el joven se acercó a sus amigos, les informó lo ocurrido y decidieron perseguir a los presuntos atracadores, hasta abordarlos en la glorieta de Mirolindo sobre las 4:20 am, donde se vieron envueltos en una riña, debido a que el capturado les habría propinado las puñaladas y los jóvenes para defenderse les habrían lanzado piedras y defendido con sus correas.

Gracias al informe de los conductores de la ola amarilla, las autoridades pudieron encontrar a uno de los presuntos asaltantes quien se estaría tratando de ocultar en una estación de servicio del sector, por lo que procedieron a realizar un registro y a darle captura luego que fuera reconocido por Luis Felipe, sus amigos y otros taxistas que lo habrían observado cuando con un arma corto punzante les ocasionó las lesiones a los universitarios.

Según los acompañantes de las víctimas, observaron en el sitio cuando Luis Felipe fue atacado al parecer por Brayan Humberto y quien siguió hasta donde se encontraba Julián Alexander quien se desplomó, acudiendo a auxiliarlo y encontrándole la herida en el tórax, intentando reanimarlo pero sin dar respuesta, para luego ser informado por la necropsia que la lesión mortal tuvo una profundidad de 4 centímetros.

A esta hora se adelanta la legalización de captura de Brayan Humberto Quintero y en horas de la tarde se reanudará la diligencia, donde la Fiscalía le estaría imputando los delitos de homicidio agravado y homicidio en modalidad de tentativa, y además se solicitará una medida de aseguramiento en su contra. 

Leer más: 

Asesinado joven contador y herido su amigo en zona de amanecederos

Detalles inéditos del asesinato de un universitario este fin de semana en Ibagué



 
Como Álvaro Antonio Sánchez Suárez fue identificado el hombre que fuera presentado ante un Juez con función de control de garantías, señalado por la Fiscalía con el delito de fuga de presos.

La detención de este hombre se dio en el barrio Baltazar durante labores de patrullaje de la Policía de vigilancia, quienes lo notaron con actitud sospechosa por lo que decidieron abordarlo, solicitar un registro y analizar la documentación.

Al verificar en la base de datos, se encontró que Sánchez Suárez debía estar cumpliendo una detención domiciliaria en una vivienda del barrio Combeima por investigaciones que se adelantan en su contra por el delito de hurto calificado y agravado, beneficio que le otorgara el Juzgado Quinto con función de control de garantías.

Álvaro Antonio Sánchez no se allanó a los cargos imputados por el ente acusador, siendo enviado a la cárcel de Picaleña ya que esta no sería la única oportunidad que era sorprendido incumpliendo el beneficio de medida de aseguramiento. 



 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas

Error: No articles to display

Error: No articles to display

Error: No articles to display