Domingo, 26 Marzo 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
Angie Cañas

Angie Cañas

Comunicadora Social – Periodista con énfasis en Comunicación para el Desarrollo de la Universidad del Tolima.
Las autoridades en las últimas horas hicieron efectiva la detención de un hombre identificado como Ezequiel Guzmán Madrigal, quien tenía en su contra una orden judicial expedida por parte del Juzgado Segundo Penal del Circuito con funciones de conocimiento de Ibagué.
 
De acuerdo a lo que se ha podido establecer, este hombre era buscado para responder por la condena que fuera impuesta en su contra por el mismo juzgado luego que se impartiera legalidad al preacuerdo que suscribió Guzmán Madrigal con la Fiscalía por los delitos de homicidio en exceso de legítima defensa en concurso con porte ilegal de armas de fuego.
 
Según lo indica el preacuerdo, el detenido de 60 años y oficio agricultor, deberá purgar una pena de 56 meses, equivalente a 4 años y 8 meses, a quien se le otorgara el beneficio de prisión domiciliaria la cual deberá purgar en su lugar de residencia en Huila y de quien además se pudo establecer haber participado en el homicidio de un hombre identificado como Abraham Tapiero, hecho ocurrido en el 2013 en el municipio de Ortega.
 



 
Ante el Juzgado Quinto con función de control de garantías fueron presentados los detenidos identificados como Camilo Arias Giraldo y Hasbleidy Galván Patermina, luego que las autoridades los detuvieran frente a la iglesia San Roque, en el centro de la ciudad.
 
Según el informe de Policía, fueron alertados por la comunidad por un caso de hurto que se estaba presentando, encontrando en el sitio a la víctima quien manifestó que una pareja lo había abordado e intimidado con un pico de botella para robarle su bolso en el cual tenía 40 mil pesos en efectivo y su celular que valoró en 500 mil pesos.
 
Las autoridades iniciaron la persecución contra los presuntos asaltantes, logrando detenerlos frente a la iglesia y a quienes se les encontrara en su poder los elementos hurtados por lo que fueron dejados a disposición de la Fiscalía.
 
Durante la diligencia se conoció que Hasbleidy Galván, sería trabajadora sexual del establecimiento nocturno Star Club, quien junto con Camilo Arias, no aceptaran el delito de hurto calificado y agravado que les imputara la Fiscalía, siendo dejados nuevamente en libertad.




 
Sijin METIB hizo efectiva en las últimas horas con orden judicial expedida por el Juzgado Quinto de garantías del 12 de enero del presente año, la detención de Geovanny Alexander Castañeda Guzmán, conocido con el alias de “Rulos”, investigado por los delitos de hurto calificado y fabricación, tráfico o porte ilegal de armas de fuego.

Según la Fiscalía, “Rulos” al parecer participó en un hecho ocurrido en el mes de agosto del 2016 en el sector del barrio Nuevo Armero donde llega el conductor de un bus de servicio de transporte público quien se parquea y se sienta en la vía pública donde son abordados por un sujeto de aproximados 20 años quien los amenazó con un arma de fuego.

Así mismo se conoció que al sitio también llegaron otros dos sujetos con cuchillos en mano quienes también intimidaron a las víctimas, los registraron y al conductor lo despojaron de 450 mil pesos dinero del producido y además su celular el cual valoró en 500 mil pesos, huyendo por el sector del barrio Villa del Sol, siendo la comunidad del sector quien manifieste que los atracadores eran conocidos como alias “rulos”, “nene” y otro más, los cuales fueron buscados en una vivienda donde se habían ocultado, escapando por los tejados.

Geovanny Alexander Castañeda fue presentado ante el Juzgado Séptimo de garantías donde no aceptara los cargos imputados por la Fiscalía, siendo enviado a la cárcel de Picaleña. 



 
En el barrio Miramar fue detenida una pareja identificada como Jhon Jairo Calderón Rodríguez y Claudia Milena Mocetón, luego que fuera señalada de haber cometido un hurto al interior de un conocido restaurante del sector, donde resultara como víctima un conductor.

La víctima denunció ante la Fiscalía que se encontraba desayunando en un establecimiento y cuando se dispuso a cancelar la cuenta dejó su celular sobre la mesa, descuido que aprovechara la pareja quien tomó el teléfono y huyeron del sitio, siendo señalados por las personas que se encontraban en el sitio, quienes dieron aviso a las autoridades.

La Policía en su informe indicó que inició la persecución en contra de los sujetos observando que la mujer guardaba algo en su bolso por lo que al alcanzarlos les realizaron un registro, encontrando en poder de la detenida el celular que acababan de hurtar y al cual se le había averiado la pantalla.

Jhon Jairo Calderón y Claudia Milena Mocetón fueron señalados por la Fiscalía en audiencia con el delito de hurto agravado, cargo que no aceptara, siendo dejado nuevamente en libertad. 




 
El portal web del elespectador.com dio a conocer en las últimas horas nuevos detalles sobre los desfalcos del contrato 237 del 2013 suscrito con la empresa española Typsa, revelaciones que hiciera durante los interrogatorios el abogado penalista Orlando Arciniegas Lagos y donde ya se han judicializado siete personas como presuntos responsables de haber recibido dádivas por la polémica licitación.

Arciniegas se ha convertido además de Luis Rodrigo Uribe, exgerente de Typsa en Colombia, en una pieza clave para las investigaciones que adelanta la Fiscalía, ya que este con sus detalles ha permitido hilar todo lo ocurrido en la estructuración y dirección de la licitación suscrita entre el IMDRI y la cual fuera obtenida por la empresa española como único proponente, contrato que tuvo un valor de 11 mil 499 millones de pesos, dirigido para realizar los estudios y diseños del parque deportivo y escenarios de la calle 42 en la ciudad.

Es así como El Espectador reveló que el caso inició en el 2013 cuando Arciniegas fuera contratado como asesor del secretario de Hacienda, Oswaldo Mestre en la administración de Luis H. Rodríguez, tiempo donde se explicó que el contrato estaba en manos de las secretarías de Planeación e Infraestructura, pero luego de varias situaciones la responsabilidad quedó en sus manos.

Allí es donde el abogado penalista, recluido actualmente en la cárcel 40 de Pereira, agregó a otro implicado en estos desfalcos y fue el conocido ingeniero Manuel Ovalle, quien fuera el que le presentara a Orlando Arciniegas al señor Wilmer Manchola, el encargado de sugerirle una empresa en Bogotá que estuviera dispuesta a pagar una comisión para que se le adjudicara la licitación, contactando así a Typsa.

De igual forma habló de Oswaldo Mestre, sobre lo que querían hacer y éste aceptó, y quien además fuera quien se opusiera a contarle al alcalde Luis H. sobre lo que estaban intentando realizar y quien además quiso que metieran al negocio al exgerente del IMDRI, Carlos Heberto Ángel, por lo que establecieron que lo que recibieran lo iban a repartir en tres partes.

Fue para mediados del 2013 donde Jorge Orlando Navarrete, exjefe de Licitaciones de Typsa y Carlos Alberto Ramírez, funcionario de la misma empresa, llegaron a Ibagué con Wilmer Manchola, logrando en el encuentro acordar que la empresa española debía realizar un documento donde se expusiera “la convocatoria al proceso licitatorio”, manifiesta El Espectador en su publicación, agregando que es la misma empresa la que debía explicar por qué debían contratarlos, documento que accedió a realizar Typsa por 25 millones de pesos, dinero que fuera cancelado por Manuel Ovalle.

Posteriormente Arciniegas dijo que el pacto entre Wilmer Manchola y Typsa fue de cancelar mil millones de pesos como coimas, dinero que salió del anticipo del contrato, aceptando así el negocio, siendo modificado el pliego de condiciones para beneficiar a la empresa donde se adicionó que tenía más de 25 años de experiencia, conociendo luego de ser adjudicado el contrato a Luis Rodrigo Uribe en Ibagué, donde Arciniegas asegurara que él “fue el encargado de repartir los sobornos y fue en una reunión en Bogotá en las oficinas de Typsa donde se enteró del valor real de las coimas que se habían comprometido a pagar los españoles por mil 800 millones”, afirma el portal de noticias.

Frente a los pagos, El Espectador reveló que el exgerente de Typsa dijo que a Manchola solo se le pagaría 440 millones y que el otro dinero sería repartido entre Arciniegas, Carlos Heberto Ángel y Oswaldo Mestre, determinación que dañara las relaciones entre Orlando y Wilmer, además donde se agregara al proceso Amaury Blanquicet, quien prestara sus empresas para realizar el lavado del dinero producto del pago de dádivas.

Al exgerente del IMDRI se entregaron 300 millones de pesos durante dos reuniones que se habrían realizado en su casa durante diciembre del 2013 y enero del 2014, mientras que a Mestre se le habría entregado 450 millones en efectivo, donde Arciniegas diría que “Mestre dirá que él no tuvo nada que ver en este asunto. Cosa que desde ya manifiesto que es falsa”, agregó el portal de noticias.

Al finalizar la nota, elespectador.com dio a conocer que la Contraloría descubrió que en el contrato por 11 mil 499 millones, había un desfalco de 6 mil 187 millones de pesos, correspondiente a más del 50% de lo cancelado a la empresa española.


ente: elespectador.com
Leer nota completa: Las declaraciones del cerebro del desfalco de los Juegos Nacionales
Ante el Juzgado Sexto penal municipal con función de control de garantías fue presentado Juan Sebastián Murillo López, detenido con orden judicial expedida por el Juzgado Quinto penal con función de control de garantías el 15 de febrero del presente año por investigaciones que se adelantaban en su contra por hechos ocurridos en diciembre del año anterior.

Del caso, esta redacción conoció que se registraron en el sector del barrio Bosque parte alta donde resultara como víctima un menor de 17 años de iniciales MMGA quien fuera interceptado por dos sujetos quienes lo intimidaron con un arma blanca, ocasionándole varias lesiones por lo que tuvo que ser trasladado a un centro asistencial donde fue intervenido de urgencia por la gravedad de las heridas.

Es así como luego de las investigaciones se logró establecer que uno de los responsables del intento de homicidio fue Juan Sebastián Murillo quienes habrían intentado despojar al menor víctima de su celular y unas zapatillas.

En la audiencia Murillo López fue imputado con los delitos de homicidio tentado y hurto calificado y agravado, cargos que no aceptara, siendo enviado a la cárcel de Picaleña. 




 
Con orden judicial expedida por el Juzgado Quinto con función de control de garantías el 3 de agosto del año anterior, se logró la detención de Marco Tulio Gualtero en la capital tolimense por investigaciones que se adelantan en su contra por actos sexuales abusivos con menor de 14 años agravado.

El detenido fue presentado ante el Juzgado Quinto penal municipal de garantías, donde la Fiscalía reveló que los hechos por los que se le investigan ocurrieron el 12 de abril del 2016 en el barrio Galán, denuncia que fuera realizada por la progenitora de la menor de 6 años, quien manifestó que ese día ella se encontraba en el segundo piso de su vivienda mientras que en el primero estaban sus hijos con su progenitora y el presunto agresor.

Minutos después, la mujer relató que fue hasta su cuarto su hijo y la niña se había quedado con su tío por lo que decidió bajar a ver lo que ocurría, encontrando a Marco Tulio con los pantalones abajo y a su hija sentada en sus piernas mientras que el sujeto le tocaba las partes íntimas.

En la audiencia, Marco Tulio Gualtero no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía, siendo enviado a la cárcel de Picaleña. 



 
Para este viernes 24 de febrero se fijó las audiencias preliminares ante el Tribunal Superior de Bogotá donde la Fiscalía solicitará la imputación y solicitud de medida de aseguramiento, fijadas dentro del asunto de la referencia la cual se estableció en el documento que fue allegado al despacho del actual gobernador del Tolima Óscar Barreto Quiroga.

El documento fue remitido desde el Tribunal Superior de Bogotá, con ponencia del magistrado José Joaquín Urbano Martínez, el cual está dirigido al gobernador del Tolima, haciendo referencia al caso que se adelanta en contra del exgobernador Fernando Osorio Cuenca por el delito de peculado.

Es así como el gobernador Barreto también deberá comparecer este 24 de febrero a las 8:30  de la mañana a los tribunales de la capital de la República, esto porque al parecer no solo en la administración de Osorio Cuenta sino en el gobierno que lo sucedió, que es el actual, habrían llevado a cabo un polémico contrato para la formación académica de los niños y jóvenes del departamento y de no poder comparecer a la misma, el documento manifiesta que "puede asignar un suplente para que intervenga en su lugar".




 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas

Error: No articles to display

Error: No articles to display

Error: No articles to display